Se han probado muchos remedios naturales y tratamientos tradicionales para luchar contra ese enemigo de la belleza que parece imposible de eliminar: La celulitis. Sin embargo, lo que nos saben muchos es que este problema tiene que eliminar de a pocos, es decir, con un tratamiento a largo plazo. No existe una pócima mágica que eliminará la celulitis en sólo un par de días o un mes… todo lleva un proceso. Es por esta razón que uno de los mejores tratamientos para la celulitis es el drenaje linfático.

Esto se debe a que se realizan a través de masajes donde se actuará directamente sobre el sistema linfático, haciendo que se aumenta la eliminación de toxinas y que se incremente la defensa del sistema inmune. Son estas reacciones que mostrarán grandes efectos que se harán evidentes en la piel, ya que se activa la circulación y eso ayuda a la disminución de la celulitis. No debemos olvidar nunca la herencia genética, ni tampoco los buenos hábitos, desde luego.

La celulitis en función del drenaje linfático

A diferencia de lo que piensa muchas personas, la celulitis no se produce por la acumulación de grasa. Es un trastorno del sistema circulatorio, el cual es situado en un lugar específico. En general, el cuerpo no realiza un drenaje adecuado en la células grasas o adipocitos, generando que los desechos se acumulen y con el paso del tiempo estas sustancias se convierten en gel. Al tener una gran acumulación de líquido, el cual se ha convertido en espeso, y un incremento de producción de fibras, hace que se genere la característica común de la celulitis.

El drenaje linfático favorable para la celulitis

El drenaje linfático es una de las formas más adecuadas para la celulitis. Este tratamiento no será solo de ayuda para luchar contra la celulitis sino que también se recibe los beneficios tradicionales de unos masajes, donde podrás eliminar las toxinas y mejorar el sistema inmunológico; además ayudará a reparar la piel sin ninguna intervención quirúrgica.

Los tejidos crean un intercambio de líquidos en nivel intersticial, de forma que el agua, grasa y toxinas hacen presión sobre este abriendo camino en la aparición de la celulitis. Lo que se buscan con el drenaje linfático es una intervención natural que ayudará a eliminar el estancamiento de los líquidos. Es importante que el paciente, a pesar de no ser una intervención complicada, esté dispuesto a que se le realice un estudio previo con el objetivo de encontrar y remover los líquidos saturados.

Otro de los beneficios del drenaje linfático para la celulitis es ayudar a evacuar líquidos de los espacios que no son ubicados comúnmente, es decir los que se encuentran en diferentes células del tejido, estos serán desviados a diferentes áreas haciéndolo funcional. Como resultado final, lo que se busca es que la linfa se active, evitando que los gérmenes nocivos y sustancias se saturen. Cuando los movimientos de los masajes son realizados en un sitio específico ayudará a incentivar el paso de la linfa hasta los ganglios superficiales.


 

Nuestro centro de Drenaje Linfático se encuentra ubicado en Pozuelo de Alarcón, Madrid. Le garantizamos las mejores soluciones para el tratamiento de la celulitis. Puede contactarnos sin ningún compromiso también a través de nuestro número de teléfono, correo electrónico, a través de nuestra web, con el formulario de contacto o nuestro chat. Muchas gracias.

 

 

Summary
Reviewer
Drenaje y Celulitis
Review Date
Reviewed Item
Tratamos la celulitis con técnicas de drenaje linfático manual. ¿Quieres saber más detalles?
Author Rating
5