Es muy común que el masaje linfático sea confundido con los masajes reductores, reafirmantes y anticelulíticos debido a que el drenaje realiza la eliminación de líquidos retenidos a través de una correcta circulación; en consecuencia hace que la persona pierda peso por el líquido retenido. Sin embargo su función principal es actuar sobre el sistema linfático, que  a su vez mejorará el sistema inmunológico del paciente.

En general, el drenaje linfático estimula la eliminación de sustancias de desechos y líquidos acumulados  en el organismo. Principalmente se realizan para tratar a personas con linfedemas congénitos simples, familiares (enfermedad de Milroy) y linfedema precoz como, por ejemplo, los producidos por la extirpación de ganglios linfáticos, postoperatorio, quemaduras, los generados durante el embarazo, etc.

Diferencias entre los diferentes tipos de masajes

Si es que estás buscando un masaje linfático, pero no sabes cuál es la diferencia de este con los otros masajes que existen; vamos a mencionarte una comparación con cada uno de ellos para que entiendas las diferencias.

  1. Presoterapia

Esta técnica se realiza con unas botas, en el caso de las piernas y unos mangos, en el caso de los brazos compuestos por una serie de cámaras de aire que se van hichando de la parte más distal hacia la proximal, con el objetivo de bombear la linfa y así favorecer a la eliminación del líquido retenido. Mejora la circulación y la reducción de celulitis.

  1. Masaje reductor

Este tipo de técnica trabaja con movimientos rápidos, intensos y repetitivos sobre la piel del paciente, utilizando presión. Sus beneficios es el modelado del cuerpo, mejorar la circulación de la sangre  puede resultar de gran ayuda para la pérdida de volumen en general. Pero junto a esto se debe llevar una dieta equilibrada y practicar constante ejercicios físicos.

A diferencia del masaje reductor el drenaje linfático se realiza con movimientos suaves y superficiales y puede ser muy relajante para el paciente. El objetivo siempre será estimular el sistema linfático para incrementar la eliminación de líquidos que son acumulados en las células. Por este motivo es muy aconsejado hacer un drenaje linfático manual (DLM) después de un masaje reductor, porque así eliminamos más rápido las células adiposas que se hayan de manera gradual.

  1. Masaje corporal

Este tipo de masajes activa la microcirculación del cuerpo, los procesos de filtración-absorción, la movilización y la evacuación de los residuos metabólicos que están adheridos a los músculos y el tejido que va a tratarse. Además regula el tono muscular sobre todo en aquella musculatura estriada, mejorando y manteniendo su elasticidad, en tendones ligamentos y tejido conjuntivo.

En el caso del drenaje linfático, éste actúa sobre los vasos linfáticos mejorando la eliminación de líquidos y de la linfa que hayan podido acumularse en ciertos lugares del cuerpo. Sin embargo, no aumenta la filtración de los capilares sanguíneos como lo realiza el masaje corporal. Además este tiene efectos relajantes, sedantes y son efectuados a nivel subcutáneo, siendo un trabajo lento, suave y relajante. Es entonces que el drenaje linfático debe realizarse posteriormente al masaje corporal.

 


Drenaje Linfático Madrid (DLM, Pozuelo de Alarcón) podemos asesorarte de forma cercana, sobre el tipo de masaje más idóneo para tu caso concreto. Llámanos y resolveremos todas las dudas que te puedan surgir.

Summary
Reviewer
Drenaje Linfático en Madrid
Review Date
Reviewed Item
Los masajes tienen diversos tipos, ¿Cuál es la característica principal de un masaje linfático? ¿En qué se diferencia con otro tipo de masajes?
Author Rating
5