El drenaje linfático es un gran aliado para las mujeres embarazadas. Se trata de un masaje que evitará la retención de líquidos y que favorecerá a la asimilación de los mismos. Es por ello que el drenaje linfático es muy recomendado para las embarazadas cuando desean disminuir la hinchazón y evitar los edemas, sobre todo el de los pies, rostro y piernas.

Es normal que durante el embarazo se tenga retención de líquidos, pero estos generan síntomas que son incómodos. Además que llevar una vida sedentaria y ganar peso excesivo durante el embarazo, favorece a la retención, lo cual se convierte en una sensación de pesadez en el cuerpo y cansancio.

Durante el embarazo, es posible llegar a retener un litro de agua al día y a las noches se llega con mucha hinchazón en los tobillos. Estando la paciente acostada con las piernas un poco elevadas, la hinchazón mejora pero es bueno hacerse DLM de manera periódica, para eliminar el exceso de líquido, siempre respetando la zona abdominal.

Beneficios del drenaje linfático durante el embarazo

Sabemos que la persona debe tener un momento de relajación y liberar todas tensiones que le permitan afrontar mucho mejor el estrés y las molestias que son provocadas por la gestación. Es entonces que el drenaje linfático consiste en relajar el cuerpo y mente, otorgando una sensación de alivio para la embarazada.

Con este tipo de masajes también se ayudará a la eliminación de líquidos y favorecer a la asimilación de los mismos.

Asimismo, a través de los masajes linfáticos también se refuerza el sistema inmune y la circulación. Estos dos aspectos son importantes durante el desarrollo del embarazo y con mucha más razón si es que la mujer no se encuentra en un óptimo estado de salud. Es entonces que se hace recomendable para embarazos que tiene complicaciones, pero siempre se debe tener la recomendación del obstetra.

Recomendaciones

Los masajes linfáticos deben ser realizados por especialistas que conocen la estructura del cuerpo para que no pueda causar ningún daño. El objetivo principal de este tratamiento es activar los canales y vasos linfáticos en los tejidos subcutáneos y de la piel, transportando el líquido y proteínas retenidas fuera de la circulación.

Es ideal que la futura madre acuda a una sesión una vez a la semana, y que lo complemente con algunos ejercicios para evitar el estancamiento de la linfa. Siempre es adecuado consultar con el médico de confianza, debido a que este tipo de prácticas no pueden realizarse en embarazos sumamente riesgosos. Por lo tanto, si la gestante padece de una enfermedad o está cursando una infección, no es recomendable.

El terapeuta, en ningún caso, drenará la zona abdominal, la cual está reservada sólo para el bebé.

 


Drenaje Linfático Madrid se encuentra ubicado en Pozuelo de Alarcón. Nuestro centro terapéutico está especializado en la técnica de drenaje linfático manual, y muchas de nuestras pacientes son mujeres embarazadas. No dudes en contactar con nuestro centro de gestión de clientes, para cualquier duda. Estaremos encantados de atenderte.

Summary
Reviewer
Pozuelo de Alarcón
Review Date
Reviewed Item
Drenaje Linfático Madrid (Pozuelo de Alarcón) trata esta vez sobre el tratamiento en mujeres embarazadas.
Author Rating
5